Foto: Asesinaron a una joven de 21 años. (La Capital)

Sucedió en Rosario.

Una joven de 21 años fue hallada hoy asesinada de múltiples puñaladas en la pensión donde vivía en el centro de Rosario y se investiga si fue víctima de un femicidio, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hallazgo del cadáver de la joven, identificada como Melani Juárez, se registró en las primeras horas de hoy en una habitación pequeña de una pensión ubicada en la zona centro de Rosario, consignaron a Télam los voceros.

Alertada por familiares y amigos, la policía llegó al lugar donde alquilaba la víctima, que vivía sola, y encontró el cuerpo que, a simple vista, presentaba entre 12 y 14 heridas de arma blanca.

El ingreso al cuarto pequeño no estaba forzado y la víctima habría sido asesinada unas 36 horas antes del hallazgo, añadieron las fuentes.

Según las primeras averiguaciones, Melani no contestaba las llamadas y no estaba activa en las redes sociales desde las últimas 48 horas, lo que alertó a sus familiares, quienes dieron aviso a la policía.

Según la hermana de la víctima, que se identificó ante la prensa como Magalí, la puerta de acceso al cuarto que alquilaba estaba cerrado con llave por dentro y las ventanas se encontraban sin trabas.

“El televisor estaba encendido a todo volumen y el cuerpo de Melani se encontraba desnudo, todo ensangrentado, en el piso, con la cabeza apoyada sobre la cama”, relató a la prensa Magalí, con la voz entrecortada por la conmoción, ya que fue testigo de la escena del crimen de su hermana.

Por su parte, otro hermano de Melani, identificado como Agustín, se preguntó “¿cómo puede ser que nadie de la pensión haya visto ni oído nada?”.

En declaraciones a la prensa local, el hombre contó que la policía “no encontró el celular” de su hermana, quien hacía “unos seis meses que vivía en esa pensión”.

Además, reveló que en las averiguaciones que hizo por su cuenta y que luego contó a la policía, “había un hombre que hasta el domingo último vivió en esa pensión. Pagó por un mes, pero estuvo dos semanas y el domingo se fue”, dijo.

Por la mecánica del hecho en principio se investiga un femicidio ejecutado por una persona que conocida de la víctima.

Sobre la actividad que realizaba Melani, Agustín dijo “que hasta hace poco trabajaba en un local de ventas de telefonía celular”.

“También trabajaba en cadetería para Rappi, tenía bicicleta y la mochila. A ella le gustaba bailar, era profesora de salsa y reggaetón”, agregó.

El caso es investigado por el fiscal de homicidios dolosos de turno en Rosario, Ademar Bianchini, quien ordenó una serie de medidas que apuntan a reconstruir los últimos días de la mujer.

Con el asesinato de Juárez, ascienden a 13 los crímenes registrados en lo que va de 2022 en el Departamento Rosario. (Télam)