Los jóvenes tienen 26 y 18 años.

Un joven recibió una cuchillada en el abdomen y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente de urgencia en el Hospital Regional de Santiago del Estero luego de que el agresor, un vecino, se entregara momentos más tarde en la comisaría y declararse culpable.

De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales y judiciales, el grave hecho de sangre se registró el domingo de Pascua pasado al mediodía. Un llamado telefónico alertó a los efectivos de la Seccional 8 sobre un episodio de violencia por lo que se dirigieron de inmediato y al llegar se entrevistaron con dos testigos del ataque.

Los jóvenes relataron a los uniformados que desde la mañana habían estado reunidos, como de costumbre, ya que son integrantes de un grupo denominado “La Tegen”, siendo esa esquina el lugar de encuentro.

Precisaron que con ellos se encontraba Miguel Ángel Ponce, de 26 años, conocido como “Semilla”, quien había amanecido consumiendo bebidas alcohólicas y estupefacientes. Alrededor de las 12.30, se acercó otro joven de la zona identificado como Alejandro Ledesma Jiménez, de 18 años, domiciliado a pocos metros del lugar.

Siempre en detalle de los testimonios, en un momento, Ponce comenzó a exigirle a Ledesma que le dé dinero para comprar bebidas, a lo que este último le habría contestado de manera negativa, lo que enfureció a Ponce.

El acusado habría extraído en ese momento un cuchillo de caza y sin mediar palabra, le asestó una cuchillada en el abdomen, del lado izquierdo.

Los testigos aseguraron que al verse lesionado, Ledesma se colocó su remera para taparse la herida y corrió hacia su casa donde sus familiares lo llevaron al hospital.

Ante esa situación, el agresor habría comenzado a gritar que se entregaría en la comisaría y salió corriendo con rumbo desconocido.

En el lugar donde se produjo el ataque se encontraba tirada en el suelo un arma blanca, que habría sido la empleada por el autor, por lo que se hizo presente personal de Criminalística que procedió a recoger el cuchillo y preservar sus huellas.

El damnificado tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, pero afortunadamente se encuentra fuera de peligro.

A las 15.30 se presentó Ponce en la Comisaría ebrio, y quedó aprehendido por orden del Dr. Silva, acusado del supuesto delito de “homicidio en grado de tentativa”.