Así lo establece una Resolución del Ministerio de Educación de la Nación en el contexto del nuevo protocolo del regreso a las aulas.

Una resolución del Ministerio de Educación de la Nación publicada en el contexto del protocolo de regreso a clases establece que los padres de niños en edad escolar podrán faltar a sus trabajos en forma justificada en los períodos durante los cuales sus hijos permanezcan en sus hogares con clases de modalidad virtual.

La Resolución dice textualmente que “se considerará justificada la inasistencia del progenitor, progenitora, o persona adulta responsable a cargo, cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado del niño, niña o adolescente”.

La medida alcanza también para los días en los que concurran con jornada presencial reducida y no pueda cumplir la jornada escolar ordinaria. Es decir, si los escolares van sólo por dos o tres horas, los padres también podrán faltar a sus trabajos con justificación.

La medida regirá en los siguientes casos: “Los días en que no concurran a clases presenciales en el establecimiento educativo respectivo, así como los días que concurran con jornada presencial reducida y no pueda cumplirse la jornada escolar normal y habitual del establecimiento educativo correspondiente”.

Los padres que soliciten el beneficio tendrán que presentar una declaración jurada a su empleador en el que deben informar los días que no podrán asistir a cumplir con sus tareas remuneradas.

La declaración jurada deberá contener: “Los datos del niño, niña o adolescente, el grado o año que cursa y datos del establecimiento educativo; el régimen de presencialidad dispuesto en esa institución y la declaración de que su presencia en el hogar resulta indispensable los días en que no concurran a clases presenciales o no pueda cumplirse la jornada escolar normal y habitual del establecimiento educativo”.

Asimismo, podrá acogerse a esta justificación “solo un progenitor o persona responsable de los cuidados, por hogar”.

Preocupación de Pymes

La cuestión generó preocupación en muchas pymes que vienen de una año muy difícil y con el plantel de empleados muy ajustado.

El ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni ,explicó que “la pandemia de coronavirus complicó todo”, además de remarcar que la medida renovó “la justificación de la inasistencia, aunque con la diferencia que las provincias tendrán sus propias modalidades”.

“Las jurisdicciones tendrán sus propias medidas y modalidades y determinarán el inicio de las clases presenciales. Solo habrá que presentar una declaración para detallar días y horarios de sus hijos para que el empleador, si lo desea, puede ejercer control”, afirmó.

El ministro añadió que “no se solicitará ninguna certificación especial o que la expida el colegio, porque es el principio de buena fe el que rige todo acuerdo entre las partes”, y concluyó que, por ello, la cartera de Trabajo solo solicitará “una declaración”.