Se trata e Patricia de Ferrari, vicepresidenta de la UCR, quien lo expresó en un posteo en Twitter que cosechó el repudio de diferentes sectores.

Un amplio repudio y hasta el pedido de su renuncia por parte de dirigentes, intendentes y referentes de la política mereció un desafortunado tweet de la diputada radical cordobesa Patricia De Ferrari, quien se preguntó en el posteo si “falta mucho para que aparezcan los Falcon verde para impartir justicia a la medida ideológica de (Juan) Grabois y compañía“, en un parangón con los vehículos y la metodología del genocidio perpetrado por la última dictadura militar.

De Ferrari, representante de la coalición radical-macrista Juntos por el Cambio en la Legislatura de Córdoba, exdiputada nacional y vicepresidenta de la UCR de la provincia, emitió ese mensaje en un hilo por Twitter, pero luego lo borró e intentó aclarar la situación.

Su tweet no tardó en cosechar una catarata de repudios, entre ellos el de la intendenta de Estación Juárez Celman, Myrian Prunotto, quien le contestó: “Como radical, como miembro del comité central de la UCR, como mujer REPUDIO está bestialidad. Pido que el Tribunal de conducta de la  @UCRCBA tome medidas. Mil disculpas a todos los que está ‘señora’ ofende, incluida a mi, que soy una mujer de la democracia. #PatriciaRenunciaYa”.

Otro de los que repudió el polémico tweet fue el exsecretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, quien después de recordar que a sus padres y a un hermano los secuestraron en un Falcon verde y “aún están desaparecidos”, inquirió “si su pregunta no es una expresión de deseo”.

“Ojalá que no, usted está en una banca elegida por el pueblo y la democracia”, advirtió el exfuncionario.

Por su parte, la legisladora cordobesa peronista Nadia Fernández respondió que el tuit de De Ferrari “ofende al cuerpo legislativo en su conjunto” y que “son lamentables estos dichos que reivindican delitos de lesa humanidad”.

Desde el Colectivo Más Democracia, en tanto, emitieron un comunicado en el que solicitaron a la Legislatura Provincial que “le exija la renuncia a su banca a la legisladora Patricia De Ferrari”, al tiempo que convocaron a todas las organizaciones de Derechos Humanos a sumarse al pedido.

Ante expresiones de rechazo como estas, De Ferrari escribió en la misma red social: “Con motivo de un último tweet de una serie que publiqué, y borré al ver que era mal interpretado, quiero dejar en claro que el sentido no fue el que le atribuyen. Siempre he repudiado la dictadura, y las violaciones a los DDHH. No fue clara la redacción y pido disculpas x ello”.

También había dicho que “si siguen poniendo tanto esfuerzo, algunos funcionarios en patrullajes ideológicos con toda la fuerza del estado a su disposición, sin hacer valer la ley y avasallando al Estado de Derecho, van a ser cada vez más parecidos a los dictadores del 70 y de Venezuela. Atrasan demasiado”.