Este mito resurgió en el 2011, tras el paso del tsunami en la isla Honshu, debido a que antes de este evento, fueron vistos peces remo en la cercanía a la costa.

Este martes, la captura de un pez de seis metros de largo que fue atrapado en las costas de Arica, en Chile, a unos 18 kilómetros de la frontera con Perú, impactó a ambos países tras estar asociado a una antigua creencia.

Esta leyenda está basada en mitología japonesa, la cual plantea que el hallazgo de este tipo de peces predice que en pronto que se desarrollen catástrofes naturales del estilo de tsunamis, terremotos e incluso ciclones.

Hay que destacar que es muy poco usual que este tipo de animal frecuentes las aguas ubicadas en la zona donde fue pescado, por lo que su aparición hace despertar todo tipo de mitos, y con ellos, miedo en los creyentes.

A través de información suministrada por el Instituto de Fomento Pesquero, se notificó de la captura de este pez remo, perteneciente al género Regalecus, que son de gran tamaño y que, por lo general, habitan entre los 200 y los 500 metros de profundidad. Incluso, también se los ha detectado a los 1.000 metros de hondo.

Pescado encontrado en la frontera con Perú. Foto: Video

La presencia de este pez, por lo tanto, generó preocupación entre los ciudadanos chilenos dado que está asociado con una serpiente marina, la cual en el país oriental generaba terremotos cuando salía de su guarida, hacia la superficie.

Este mito resurgió en el 2011, tras el paso del tsunami en la isla Honshu, debido a que antes de este evento, fueron vistos peces remo en la cercanía a la costa. Por supuesto, quizá la explicación más científica podría ser que estos animales quizá presienten los movimientos de las placas tectónicas antes de que se muevan.

Respecto del pez remo encontrado mide aproximadamente seis metros, pero los de su especie pueden llegar a tener hasta 17 metros de longitud, pensando hasta 200 kilos. Tiene una piel viscosa plateada, sin escamas y sus aletas pélvicas tienen forma de remo, de allí su nombre inventado por los pescadores.