Sucedió durante la mañana del miércoles cuando, la referente social pedía desesperadamente módulos alimentarios.

Tras el pedido desesperado de una mujer por ayuda para un merendero que encabeza decidió prenderse fuego frente a un establecimiento público en Catamarca.

Según relataron los testigos presentes, la mujer al no recibir respuesta alguna de las autoridades, se arrojó alcohol en el rostro y parte del pecho.

Ante la difícil situación social por la pandemia, la mujer reclamaba por módulos alimentarios para su comedor llamado “Gauchito Gil”, ubicado en la zona norte de la capital catamarqueña.

Tras la conmoción, personal de SAMEC se hizo presente, la asistió y trasladó de urgencia al hospital local.

Desde las autoridades provinciales aclararon lo sucedido.“Ella recibió de menos, pero le explicamos que en la semana el proveedor le entregaría el resto ya que es la primera semana de cambio de menú y se van haciendo ajustes”, sostuvo a un medio local la secretaria de Inclusión y Economía Popular, María Argerich