El gravamen afectará a las propiedades que no hayan realizado el cambio de titularidad hasta el próximo 31 de marzo.

La nueva administración municipal, dirigida por Martín Llaryora, creó una nueva tasa que grava en un 0,5 por ciento el trámite de cambio de titularidad de inmuebles. El gravamen fue aprobado por el Concejo Deliberante en diciembre pasado y se incorporó en el artículo 95 bis de la Ordenanza Tarifaria.

La medida afecta incluso a las propiedades que fueron transferidas hace años pero que que continúan a nombre del dueño anterior. Según fuentes municipales, lo que se intenta es que los contribuyentes cumplan con la obligatoriedad de informar y regularizar las titularidades.

A quiénes afecta

El gravamen se aplicará para todo cambio de titularidad que se realice por herencia, legado, donación a título gratuito, venta con escritura, boleto de compraventa, subasta, permuta o aporte a sociedades u otras personas jurídicas.

De acuerdo al valor fiscal del inmueble será el porcentaje de la tasa que se aplique: cuando sea inferior a $500 mil, la tasa será cero; entre $500 mil y $800 mil tendrá una reducción del 66 por ciento; y entre $800 mil y un millón, se bonificará un 33 por ciento.Cuando el valor sea mayor la tasa se aplicará completa.

Desde el municipio informaron que todos los contribuyentes que reciban los cedulones a nombre de otra persona, tendrán hasta el 31 de marzo para realizarlo sin que se aplique el gravamen del 0,5 por ciento.

Rápidamente llegaron las críticas de los sectores profesionales involucrados que reclamaron no haber sido consultados ni anoticiados de este cambio.