Miles de personas lo despiden en la Casa Rosada, mientras otras aguardan en una fila que se extiende a lo largo de varias cuadras desde la Plaza de Mayo hacia la avenida 9 de Julio.

Miles y miles de aficionados se reúnen en Casa Rosada para despedir  a Diego Armando Maradona. Para ingresar a darle el último adiós. de apenas unos segundos tienen que hacer una fila que se extiende a lo largo de varias cuadras desde la Plaza de Mayo hacia la avenida 9 de Julio.

Sobre el féretro de Maradona se posó la bandera Argentina y las míticas camisetas que vistió. Los fanáticos tuvieron la posibilidad ingresar a la Casa Rosada a partir de las seis de la mañana dejándole flores, camisetas, banderas y otros tipos de recuerdos cuando pasaban a despedir a su ídolo.

En promedio, los fanáticos invertían de cuatro a cinco horas desde su llegada al microcentro porteño para despedir al ídolo, que es velado a cajón cerrado en uno de los salones de la casa del Ejecutivo.

Para llegar hasta el acceso al velatorio, los fanáticos debía sortear dos controles del operativo de seguridad montado sobre Avenida de Mayo desde las calles Bernardo de Irigoyen y Carlos Pellegrini.