También se los dotó de equipamiento de cocina, paquetes de datos de internet y kits sanitarios.

Vía Zoom, el intendente Martín Llaryora anunció la entrega de  pesos 5.000, equipamiento de cocina, kits sanitarios y paquete de datos de internet a referentes de comedores y merenderos registrados que trabajan en la alimentación y el cuidado de las infancias en la ciudad de Córdoba.

El anuncio contó con la presencia del secretario de Políticas Sociales, Inclusión y Convivencia, Raúl La Cava; la subsecretaria de Planificación y Gestión para una Ciudad Inclusiva, Liliana Montero y voluntarios de los espacios comunitarios.

“Hay quienes dicen que a las sociedades hay que darles libertad. Por supuesto, lo comparto, pero la libertad sola no alcanza para aquel que no tiene para comer. Hay que dar libertad, pero también oportunidades y ustedes en cada uno de sus barrios genera eso”, expresó Llaryora.

El jefe comunal explicó a los referentes que el programa es una política que incentiva la igualdad de género: “El 90 por ciento del programa lo componen mujeres. Acompañar, capacitar, integrar es ayudar a visibilizar la capacidad dirigencial de las mujeres de Córdoba. Y también, al estar dirigido a los niños, se vuelve una política de género, porque en ese momento de contención la mamá puede educarse y trabajar para tener más oportunidades de desarrollarse”.

El secretario de Políticas Sociales, Inclusión y Convivencia se dirigió a los referentes comunitarios, a quienes les expresó: “Este programa llega para complementar el gran trabajo de contención y ayuda alimentaria que vienen desarrollando desde el año pasado. Este es el homenaje de la Municipalidad, poniendo en valor, después de 30 años, el reconocimiento que tienen que tener cada uno de estos espacios”.

Por su parte, Montero enumeró las acciones desarrolladas por el Municipio para “mejorar la relación entre la comunidad y el Estado y mitigar la desconfianza que existe entre la comunidad y sus gobernantes”.

La subsecretaria nombró la entrega de 17.000 bolsitas lúdicas para niños de entre 3 y 6 años, la distribución de 21.000 kilogramos de verduras de larga duración junto a la UNC y la Fundación Solidagro, el desarrollo de 73 talleres sobre los derechos de las infancias, instancias de asesoramiento de personería jurídica para acceder a programas, entre otros. 

A los fines de facilitar la labor de los merenderos y fomentar a la vez el comercio de cercanía, el Municipio realizó la entrega de pesos 5.000 a través de la tarjeta Activa, un plástico que mantiene la circulación de dinero dentro de la ciudad, promoviendo la reactivación del circuito económico local.

Dicho monto podrá ser utilizado para abastecer de insumos y alimentos al espacio comunitario, combustible para traslados, provisión de elementos de cocina, refacciones, y demás.

Se trata del primer sector fuera del orbe municipal al que se le entrega la Tarjeta Activa.

A su tiempo, el secretario de Salud, Ariel Aleksandroff, destacó: “Hemos encontrado esta ciudad en una situación compleja. El trabajo en equipo, la confianza, la solidaridad que este gobierno municipal viene implementando también es gracias a que ustedes nos abrieron las puertas de sus casas para identificar a los vecinos que peor la estaban pasando y de esta manera poder ayudarlos”.

El programa Infancias Cuidadas promueve el acompañamiento a espacios comunitarios que trabajan en la alimentación y cuidado de las infancias. Con ese objetivo, el Municipio creó un registro de 782 comedores y merenderos georeferenciados, con el objetivo de generar políticas públicas conjuntas a favor de las infancias.