Así lo aseguró la Jefa de la Policía de Córdoba. "Vimos un nivel de estres en todas las personas y eso se ha visto en la violencia", comentó en Suquía.

Luego de un 2020 cruzado por la pandemia, Liliana Zárate, Jefa de la Policía de Córdoba, dialogó con Suquía y realizó un balance de la fuerza, además de detallar los puntos a trabajar a futuro en su gestión.

“El primer semestre del 2020 donde habia poca circulación, por lo que el délito bajo aunque mantuvimos los puestos policiales. A medida que se fueron liberando las actividades también el délito se volvió a recrudecer”, afirmó.

Asimismo, la funcionaria cordobesa recalcó el reacomodamiento de la fuerza en cuanto a distribución de recursos a partir del trabajo de desarticular las fiestas clandestinas como también recuperar la confianza de los cordobeses.

“Nosotros trabajamos para la inseguridad con todos los recursos que tenemos. El policia sabe que debe brindar lo que diaramente hace porque debemos reestablecer los lazos con la sociedad, la gente debe tener confianza en la policía, tenemos excelentes policías, y aquellos no esten en el marco de la ley seguramente no van a tener lugar”, advirtió.

En cuanto a la utilización del arma para los oficiales en fuera de servicio, Zárate detalló que el efectivo esta no obligado a participar pero si a informar. “Continua con su estado policial y sigue portando arma”, indicó.

Por otra parte, la jefa policial cordobesa destacó que posterior al tiempo más complicado de la pandemia se vió en la calle un nivel mayor de estrés de todas las personas y que ello también se trasladó a la violencia. “Hay un permanente secuestro de armas de fuego en la calle”, puntualizó.

.
.
.
.