Por ahora  cercada y con 200 policías que la custodian, no parece ser el lugar ideal para el potencial atractivo que tiene la morada final de la máxima celebridad argentina de la historia.

Lejos de lo que pueden esperar sus allegados y de las previsiones que parecen haber tenido quienes decidieron el lugar de su entierro, cuando termine la pandemia la tumba de Diego Armando Maradona será, sin dudas, un inmenso atractivo a nivel internacional.

Con esa proyección potencial, que hasta un niño pequeño puede imaginar, cabe la pregunta: ¿Es el cementerio elegido el lugar adecuado para que descansen los restos del ídolo? ¿Está bien que la celebridad argentina más conocida en la historia descanse en un lugar así?

Lo cierto es que por ahora hay 200 policías que vigilan las inmediaciones del cementerio Jardín Bella Vista, el lugar donde, por ahora, se encuentran los restos de Diego Armando Maradona.

La custodia del lugar fue ordenada por el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires y hasta el momento se sabe que esa cantidad de guardias permanecerán durante una semana para evitar incidentes como los registrados el jueves al llegar el féretro.

Los restos de Diego Maradona se encuentran junto a las tumbas de sus padres, Dalma Franco, “Doña Tota”, fallecida en 2011, y Don Diego Maradona, quien murió en 2015.

El cementerio está en la calle Mayor Irusta 5631, de Bella Vista, por ahora cercado con vallas.