Gracias a una intervención de la Municipalidad para el Día de San Valentín, los cordobeses volvieron a contar con esos espacios entre los valores que los enorgullecen.

Gracias a la reciente intervención “Enamorados de los Mercados”, con acertadas intervenciones artísticas que le agregaron color a su entorno, los dos centros comerciales dedicados especialmente a la gastronomía con los que cuenta el Centro de la Ciudad de Córdoba recuperaron su merecido prestigio y cobraron valor como patrimonio de la ciudad.

El Mercado Sud, en bulevar Illia al 100, fue el primero en ser construido y desde el año 1862 integra el paisaje de la ciudad. Ha sufrido varias refacciones, una de ellas en 1939, tras el desborde del arroyo La Cañada, que arrasó con todo lo que encontró a su paso en la zona céntrica.

Tras ese episodio se inauguró el nuevo edificio del Mercado Sud, tal como  lo conocemos hoy, lleno de puestos y con el marco que le da su estratégica estación de transporte de media distancia.

Su hermano menor en edad, pero mayor en dimensiones, es el Mercado Norte que se encuentra a pocos metros del río, y que fue inaugurado el 14 de abril de 1928.

Este segundo mercado del Centro sirvió para alojar a los puesteros de la antigua plaza que estaba en el mismo sitio donde hoy se erige el singular edificio.

En 1972, el Mercado Norte fue declarado Monumento Histórico Provincial y en ese año comenzó a lucir sus estructuras externas e internas recuperadas para respetar  la originalidad de sus muros.

Además, en ese edificio funciona en la actualidad uno de los Centros de Participación Comunal (CPC) de la Municipalidad de Córdoba.