Tras dos días de búsqueda, lo encontraron a 6 kilómetros de donde había sido visto por última vez cuando su vehículo cayó en una boca de tormenta.

Las autoridades confirmaron hoy el hallazgo del cuerpo de Ezequiel Núñez (34), el remisero que había desaparecido en la localidad bonaerense de Benavídez el pasado miércoles, cuando su vehículo cayó en una boca de tormenta debido a las intensas lluvias que afectaron la zona.

El hombre fue arrastrado por la corriente y su cadáver fue encontrado, tras dos días de intensa búsqueda por agua, tierra y aire, en avenida Italia y Río Luján, a seis kilómetros del lugar en que había sido visto por última vez por el pasajero que transportaba al momento del incidente.

La fiscal de la causa, Laura Capra, convocó a los familiares del remisero para que reconozcan el cuerpo hallado y confirmen su identidad.