La Secretaría de Salud de la Municipalidad de Córdoba continúa trabajando en los barrios Villa Páez y Alberdi, barrios que resultaron afectados por los desbordes cloacales generados a raíz de la intervención ilegal, sin autorización municipal, que provocó la rotura de un ducto de 700 milímetros de diámetro.  

El operativo se lleva a cabo de manera articulada y conjuntamente con personal de los Centros de Salud de ambos barrios, optimizando así las tareas preventivas a los fines de detectar patologías gastrointestinales derivadas del incidente.  

“La guardia permanente tiene por objetivo la contención, el diagnóstico clínico y, en caso de ser necesario, tenemos el servicio de traslado a través de ambulancias del 107 a disposición de quien lo requiera”, explicó el secretario de Salud, Ariel Aleksandroff.  

Además, promotores sanitarios recorren las viviendas del sector afectado para distribuir kits sanitarios compuestos por alcohol en gel, lavandina, jabón y materiales para la prevención de enfermedades gastrointestinales.  
“Además, relevamos otras necesidades de los vecinos, como requerimientos por enfermedades crónicas y prevalentes para poder asistirlos con los medicamentos necesarios”, agregó el funcionario.