El municipio se encuentra realizando diversas intervenciones simultaneas de reparación de calzada con asfalto y hormigón. 

En el marco del plan de bacheo por 610 millones de pesos anunciado por el intendente Martín Llaryora, la Municipalidad de Córdoba se encuentra trabajando en distintos puntos de la ciudad con la finalidad de mejorar la transitabilidad de sus calles y avenidas.

Las intervenciones del municipio consisten en la rehabilitación del pavimento sobre grandes superficies de calzada, y bacheos menores; ambas intervenciones con material asfáltico o de hormigón, dependiendo la constitución de la calle. 

Las tareas de bacheo y rehabilitación con hormigón, para los cuales se invertirán 380 millones de pesos, se desarrollan actualmente sobre 1.600 metros lineales de la calle Roma, la cual será intervenida entre la Av. 24 de Septiembre y Bulnes; Av. Castro Barros, desde Zapiola hasta Avellaneda; la calle Vieytes entre Robin Ferreyra y Duarte Quirós; y la Av. Santa Ana, sobre la que se trabajará en más de 3.000 metros de su traza, entre Río Negro y Félix Paz.

Próximamente comenzarán las tareas en Av. Pueyrredón, comprendiendo el tramo entre Av. Vélez Sarsfield y Almirante Brown.

Por su parte, se prevé la inversión de 230 millones de pesos en trabajos con asfalto, los cuales continúan en Av. Octavio Pinto entre Sagrada Familia y Puente Tablada; la calle Asturias desde Carlos Gervasoni hasta Sofía Capdevila de Luque; y en Don Bosco entre Azpeitía y Av. Colón, interviniendo sobre más de 3.500 metros de esta importante arteria de la ciudad.

Además, en barrio Talleres Este se llevó a cabo un trabajo integral con tareas de bacheo y rehabilitación de carpeta asfáltica en calles que se encontraban muy deterioradas, como Tarija, Felipe II y Paysandú. Dichas tareas también se llevarán a cabo en barrio Centro América, donde actualmente se concentran en la calle José Podesta entre Carlos Jiménez y Luis Arata.

En otros trabajos de rutina que realiza el municipio, se lleva a cabo el mantenimiento de calles de tierra en los barrios Villa Rivera Indarte, San Felipe y 23 de Abril, donde actualmente las cuadrillas trabajan en el perfilamiento y compactación del terreno y demarcación de cordones cuneta. Se trata de calzadas que necesitan reacondicionarse por la época estival de lluvias.