La Provincia realizó una inversión de más de 12 millones de pesos en infraestructura que cuenta con 100 camas.

Este jueves, el gobernador Juan Schiaretti recorrió junto a los ministros de Salud y Justicia, Diego Cardozo y Julián López, el sector de carpas sanitarias instaladas en el complejo carcelario de Bouwer en el marco de la pandemia por Covid-19.

La infraestructura dispuesta en el establecimiento para atender la contingencia sanitaria implicó una inversión de 12,7 millones de pesos. El sector cuenta con 100 camas, con todos los dispositivos necesarios, y un sistema de derivación inmediata hacia el Polo Sanitario.

“El objetivo es generar un dispositivo alternativo en caso de que necesitemos aislar a personas privadas de su libertad que cumplimenten los criterios de caso sospechoso o que puedan contraer la patología en algún momento”,afirmó el ministro Cardozo.

Asimismo, el titular de la cartera sanitaria explicó que las 100 camas están distribuidas entre el sector de varones y el de mujeres, y que cuentan con todos los dispositivos necesarios, como climatización, oxígeno, monitoreo sanitario y, en caso de ser necesario, un sistema de derivación inmediata hacia el Polo Sanitario.

Cabe destacar que las sábanas y frazadas fueron confeccionadas por los internos, internas y agentes penitenciarios de distintos establecimientos. Además, cuando comenzó la cuarentena, las personas privadas de su libertad confeccionaron barbijos, ambos y kits de Bío seguridad.

Recientemente se realizaron en la institución más de 400 test rápidos al personal de seguridad y actualmente se trabaja para cubrir al 100 por ciento del personal. Además, se les realizó el hisopado y se colocó la vacuna antigripal a todo el equipo de salud.

El plan de vacunación incluyó también al sistema penitenciario provincial, en donde se colocaron 11.000 dosis -entre personas internas y equipos de trabajo-, lo que representa un 84,6 por ciento del total de esa población.