El departamento de Información Agroeconómica de la Bolsa de Cereales explicó que el clima en Córdoba provoca la pérdida de casi 240.000 hectáreas de soja y maíz.

La Bolsa de Cereales de la provincia de Córdoba (BCCBA), elaboró un informe agrícola correspondiente a la segunda quincena del mes de abril, donde se expresa que los resultados de la cosecha actual parecen disminuir con respecto a la temporada 2018/19.

Las condiciones climáticas son el principal causante de las complicaciones que enfrenta el campo cordobés. La falta de lluvia en algunos departamentos, durante los meses febrero y comienzos de abril, momento clave para los cultivos, sobre todo en el caso de la soja. Además de registrar una disminución del promedio histórico (2007-2020) de las precipitaciones durante estos meses, una serie de eventos de granizo y anegamientos en las últimas semanas complicaron los rindes.

De este modo, un total de 236.800 hectáreas de soja y maíz se ven afectadas, según las estimaciones de la entidad. En cuanto a la soja, se espera una producción de poco más de 12,2 millones de toneladas. Por el lado del maíz, la producción esperada en Córdoba supera las 20,2 millones de toneladas. Esto significa que, el área perdida hasta el momento es casi el doble que el año pasado, con un total de 80.000 ha que no se cosecharán a causa de la sequía, eventos de granizo y anegamientos en las últimas semanas, siendo los departamentos con más hectáreas perdidas General Roca y Río Cuarto.