Así lo informó el Indec.

La ventas de los supermercados durante agosto, medidas a precios constantes, bajaron 5,7 por ciento en relación a igual mes del año pasado, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo precisó, además, que la facturación en los grandes centros de compra o shoppings, que continuaron mayoritariamente cerrados en casi todo el país debido a las medidas de aislamiento por el coronavirus, retrocedieron 79 puntos en términos interanuales.

En los supermercados, las ventas a precios corrientes sumaron en agosto $80.497,9 millones, lo que representó un incremento de 34,7 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

Este incremento fue menor al que registró la inflación en similar período, de 40.7 puntos porcentuales, según los números del Indec.

Mientras que la facturación de agosto se ubicó 1 por ciento por debajo del mes previo, de $81.240 millones.