La medida también alcanzará a las cuotas de los créditos hipotecarios. 

En el marco del paquete de medidas que lanzó el Gobierno nacional para amortiguar el impacto económico de la pandemia del coronavirus en el país, el presidente Alberto Fernández anunció este miércoles que mandará al Congreso un proyecto de ley para congelar los alquileres y las cuotas de los créditos hipotecarios e impedir desalojos por 180 días.

La medida está dirigida a aquellas familias que, frente a la imposibilidad de trabajar por el aislamiento obligatorio, se ven imposibilitados de afrontar las obligaciones inmobiliarias. Aún están definiendo algunas cuestiones particulares, como la diferencia entre vivienda única y no, normas para las renovaciones de alquileres que se den en medio de la crisis y la posibilidad, en ciertos casos, de que pueda pagarse una parte del alquiler o incluso directamente diferirlo.

A los que la están pasando mal los vamos a ayudar, que nadie se inquiete, es una tormenta que va a mojar más a algunos que a otros, pero la pasaremos”, dijo Fernández.

En el mismo sentido, la Federación de Inquilinos Nacional se había expresado días antes asegurando que se habían “anunciado diferentes medidas urgentes y extraordinarias para paliar el impacto económico y social del COVID-19” pero que creían “fundamental y urgente llevar adelante medidas para los inquilinos y las inquilinas”.

La situación es algo parecido a escribir la obra mientras estamos en el escenario. Todo está en prueba, todo es experimento. Solo sabemos la velocidad de contagio y hacemos todo lo necesario por no contagiarnos. Tenemos que encerrarnos en nuestras casas para eso. Sé que esto genera ansiedad, malestar, enojo. No tratemos de apurar una decisión que no puedo tomar hoy, no sé realmente cómo va a evolucionar esto”, dijo el Presidente.