La directora del organismo instó a los acreedores bilaterales oficiales a “ayudar a los países más pobres del mundo a enfrentar los desafíos planteados” por la pandemia.

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial emitieron este miércoles un comunicado conjunto pidiendo a los acreedores bilaterales de los países más pobres que “congelen el reembolso de deudas” para que puedan disponer de mayores recursos para combatir la pandemia del coronavirus​.

Los beneficiarios de esta solicitud serían 76 países que tienen ingresos per cápita por debajo de US$ 1.175. La mayoría se encuentran en África, mientras que en América Latina se trata de algunos territorios más pequeños como República Dominicana, Haití, Honduras y Nicaragua. En este grupo vive una cuarta parte de la población mundial y dos tercios de quienes viven en la pobreza extrema.

El Banco Mundial y el FMI creen que es imperativo en este momento proporcionar una sensación global de alivio para los países en desarrollo, así como una señal fuerte para los mercados financieros. La comunidad internacional agradecería el apoyo del G20 para este Llamado a la Acción“, reza el comunicado.

Si bien Argentina no está incluída en ese listado, los organismos aseguraron que pidieron al G20 la evaluación y confección de una lista de países con una deuda insostenible para trabajar en una reestructuración. “Buscaremos la aprobación de la propuesta en el Comité de Desarrollo durante las Reuniones de Primavera (16/17 de abril)“, indicaron en el comunicado.

Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, compartió en sus redes sociales su postura respecto a la solicitud.

Para ayudar a los países más pobres del mundo a enfrentar los desafíos planteados por el brote de coronavirus, con efecto inmediato, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional llaman a todos los acreedores bilaterales oficiales a suspender los pagos de deuda de estos países que solicitan paciencia”, dijo.