Según indicaron desde el sector, la medida es muy distante de lo que venían hablando con la ministra anterior.

Los empresarios de consumo masivo estuvieron reunidos este miércoles con el nuevo secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y se encontraron con la sorpresa de la puesta en marcha, por ahora solo de palabra, de un nuevo congelamiento de precios hasta fin de año, una medida muy distante, aseguran, al tono con el que venían negociando hasta hace algunos días con Paula Español. Por su parte, los supermercados dijeron que acompañarán siempre y cuando los productores también mantengan los precios congelados.

Según explicaron, el pedido es mantener fijos los valores en góndola de unos 900 productos, entre los que se incluye los que ya están dentro del programa Precios Cuidados y otros por fuera de los esquemas de control. Sería algo similar a Precios Máximos, el congelamiento obligatorio que determinó el Poder Ejecutivo en el inicio de la pandemia y que fue el motivo de tensión a lo largo de la crisis sanitaria con el sector privado.

La única diferencia, por el momento, es que fue leído por un ejecutivo del sector solo como un “pedido de colaboración”.

La sorpresa principal entre los ejecutivos del sector tiene que ver con que la decisión de Comercio Interior está lejos de los términos en los que se venía conversando con Español hasta la semana pasada. De hecho se esperaba un acuerdo para subir menos de 5% Precios Cuidados para el último trimestre, lo que quedó descartado.