Los resultados dieron positivos en cuanto a presencia de psicofármacos.

Diego Armando Maradona no tenía alcohol ni drogas ilegales en su organismo cuando falleció el pasado 25 de noviembre en su casa ubicada en un country de Tigre. Según los estudios toxicológicos sí detectaron la presencia de psicofármacos, informaron hoy fuentes judiciales y de la investigación.

Los análisis que los peritos de la Policía Científica hicieron sobre la sangre y orina del exfutbolista, arrojaron resultados negativos en alcohol y estupefacientes, pero positivos en “venlafaxina, quetiapina, levetiracetam y naltrexona”.

Fuentes de la investigación indicaron a Télam que algunos de los psicofármacos encontrados son “arritmogénicos”, es decir que producen arritmia, algo que ahora los peritos y los fiscales deberán analizar para ver si eran convenientes para un paciente con una cardiopatía crónica como la que padecía Maradona.

“Es tan importante lo que apareció como lo que no surgió de estos análisis de laboratorio, que a simple vista confirman que a Maradona le daban psicofármacos pero ningún medicamento para su cardiopatía”, dijo a Télam uno de los investigadores judiciales de la causa.