Los señaló la secretaria de Educación de Córdoba, al celebrar el inicio del ciclo lectivo 2021, que alterna la presencialidad con el trabajo remoto.

Luego de un 2020 en donde las instituciones educativas funcionaron de manera remota, comenzaron las clases presenciales en Córdoba. En este sentido, la viceministra de Educación expresó su alegría por el reinicio: «Estamos celebrando el restablecimiento del vínculo pedagógico presencial con nuestros estudiantes. Aún con todas las dificultades —porque estamos en un tiempo de excepcionalidad sanitaria y pedagógica—, el encuentro presencial tiene una gran significancia: es esencial la mirada del docente y del estudiante. La figura del otro es un cimiento muy importante, y eso lo pone la escuela”.

En este marco, Provinciali señaló que se está construyendo y se debe aprender “un nuevo modo de hacer escuela, con presencialidad acotada, que combinará las mejores estrategias de la virtualidad”. De igual manera, indicó el rol fundamental de las instituciones escolares para instalar lógicas y prácticas de cuidado en el resto de la sociedad, como son la higiene de manos, el uso de tapabocas y el distanciamiento social: «La escuela tiene una potencia fundamental, porque tiene el poder de restituir acuerdos. En este momento, ejercer la ‘pedagogía del cuidado’ es contribuir desde la escuela para lo que se debe instalar en el plano social.

La secretaria de Educación, elogió la tarea que realizaron los y las docentes durante el año pasado, signado por la virtualidad, al señalar “el gran esfuerzo” realizado. También afirmó que el 90 por ciento de los establecimientos educativos pudieron comenzar las clases presenciales y que aquellos que no lo hicieron —por trabajos de infraestructura o de falta de personal auxiliar para garantizar las condiciones de higiene tal como lo indica el protocolo—lo harán en los próximos 15 días, porque desde el ministerio de Educación se está trabajando para resolver esas situaciones.