La semana pasada se allanó el lugar donde habría ocurrido.

El futbolista de Boca Cristian Pavón, imputado por el abuso de una joven, se presentó a declarar ante el fiscal de Instrucción del 2° Turno de la localidad de Alta Gracia, Alejandro Peralta Otonello. 

En el marco de esta investigación, la semana pasada se allanó el lugar donde habría ocurrido el hecho, en noviembre de 2019. La denunciante contó que fue abusada durante una fiesta realizada en Anisacate, a la que había concurrido el jugador.

El caso trascendió este año, luego de que la denunciante, identificada como Marisol Doyle (34), contara el caso en las redes. “Sólo deseo que la Justicia sea justa, porque lo que esta persona hizo conmigo no tiene nombre. Un año de sufrimiento. Un año para fortalecerme. No voy a tener piedad como vos no la tuviste conmigo”, escribió la joven al reclamar el avance de la investigación.

El abogado de la mujer, Luciano Bocco, aseguró a Clarín que su clienta “se siente muy mal por esta situación y solo espera que los tiempos de la justicia de Córdoba lleguen a feliz término“. Y agregó: “Pavón volvió a desmentir los hechos ante el fiscal. Pero solo estamos persiguiendo justicia, pese a que el acusado niegue los hechos”.

Desde el estudio de abogados que defiende al futbolista reiteraron que la acusación es “falsa” y que por eso el jugador lo “denunció oportunamente”.

Según informaron fuentes del caso, en su declaración Pavón no aportó mayores detalles y siguió negando los hechos. No se descarta que vuelva a ser citado en los próximos días.

“Ahora en la fiscalía seguirán con indagatorias y otros elementos para que se aporten a la causa. Incluso, el fiscal podría pedir la detención preventiva del jugador, pero eso queda a criterio de él. Por eso Marisol está mal y no se recupera de las cosas que se dijeron de ella. Lo único que pide es que se haga justicia. No persigue ninguna otra cosa”, sostuvo Bocco.