El crudo relato de una familia que vivió una situación insólita con el cuerpo de su padre. "Él queria que lo despidan", indicó la hija. 

Informe y fotografía: Alejandro Pozo

Una familia cordobesa vivió horas terribles luego de sufrir el fallecimiento del padre quien se encontraba internado en el Sanatorio Mayo, ubicado en Humberto Primo 520.

Analía, una de las hijas, relató en Suquía el grave error del nosocomio. “Mi papá murió a las 14 (del martes) con un diagnostico de sirrosis hépatica  crónico que sabíamos que iba a ser un desenlace final. Nunca tuvo Covid-19. Luego de taparlo lo llevaron a la morgue y lo que seguía eran los trámites funebres”, indicó.

De este modo, la familia continuo con las dirigencias pertinentes tal es así que el servicio velatorio se dirigió a retirar el cuerpo cuando desde el Sanatorio les comunicaron que “había entregado el cuerpo por equivocación a otra empresa funebre que lo cremó”, recalcó.

“Es algo inexplicable que todavia no puedo creer. Él nos pidio no ser cremado, queria que lo despidan”, indicó Analía.

En este sentido, según la familia desde el Sanatorio Mayo no recibió respuestas oficiales. “Anoche el director no dio la cara, nadie nos daba la explicación“, detalló.

A partir de esta situación la familia decidió empezar una causa judicial con defensa a cargo del doctor Carlos Nayi.

“En este momento tenemos que estar velándolo. Mi madre esta mal de la tensión recibiendo el apoyo de mis hermanos”, puntualizó.

.
.