Córdoba no adherirá al reglamento que implementó la Nación desde la Cumbre del G20.

La Policía de Córdoba no adherirá a las mayores libertades, en el uso de armas, que implementó el Ministerio de Seguridad para las fuerzas federales.

La presencia de los gendarmes, en diferentes zonas de la provincia, hace que coexistan lineamentos contrapuestos entre las distintas fuerzas. El desembarco de 300 uniformados, que responden a la cartera de Patricia Bullrich, está asociado al Comando Unificado Córdoba (CUC) que llevó a ver gendarmes en los colectivos de la capital cordobesa haciendo requisas.

González consideró que en algunos lugares del país la situación criminal “probablemente ha llegado a niveles muy preocupantes”. En este sentido nombró a la ciudad de Rosario pero aclaró que no es el caso de Córdoba.

Comentarios
Menu