Fue llevada adelante por la Policía Federal a partir de la denuncia de una de las supuesta víctimas.

Luego de ser denunciado por explotación laboral, un líder de una secta religiosa fue detenido por la Policía Federal durante el martes por la noche. Ocurrió en San Francisco.

Según detalló la fiscal federal María Marta Schianni la detención quedó bajo el cargo de “trata agravada por ser un líder de un culto y también por la pluralidad de víctimas que son más de tres”. 

En este sentido, advierten que dicha secta operar en relación a los fieles que van captando. Hacen todo lo posible para desvincular a las víctimas de su red de contención y sociabilización, es decir, a sus amigos y familiares, utilizando discursos con connotación religiosa. 

Además de la detención se realizaron allanamientos a fines de diciembre pasado en un barrio privado donde vivía el hombre aprehendido.

La denuncia había sido realizada por la hermana de una de las víctimas.