Vecinos testificaron que el chofer no se habría dado cuenta hasta que la unidad se inclinó.

Este lunes, un coche de la empresa ERSA sufrió el desprendimiento de dos ruedas mientras circulaba por avenida Juan B. Justo, en zona norte de la ciudad.


Vecinos testificaron que el chofer no se habría dado cuenta hasta que la unidad se inclinó.

Tras salirse, los neumáticos impactaron contra dos autos que estaban estacionados en el lugar. Según trascendió, el chofer no notó el hecho “hasta que el coche quedó inclinado”. Afortunadamente no se registraron heridos aunque si provocaron daños materiales.


El hecho generó las críticas en redes sociales de la ciudadanía ya que el nuevo valor del boleto (casi 70 pesos) no se compararía con el estado de los coches.