"Es imperdonable que la ciudad se quede con dinero que la gente no tiene", calificó el intendente Carlos Briner.

En medio de la pandemia, la intendencia de Bell Ville decidió no adherir a la ley de multas por incumplimiento a las medidas sanitarias impulsadas por el COE.

Carlos Briner, intendente de la ciudad, en diálogo con Córdoba al Cuadrado calificó de “imperdonable” cobrar multas cuando “la gente no tiene dinero”.

“Yo como intendente no puede percibir dinero de mis vecinos que vienen hastiados hace cinco meses. Es cargarle la mochila a la sociedad que viene mal y triste por la situación. Nosotros venimos con prevención y cuidado desde el día uno”, detalló.

En este sentido, se mostró crítico a las decisiones del COE. “Soy médico y toda la vida trabaje en prevención. El COE debe convocar no solo a los epidemiólogos sino a quienes encabezamos los municipios”, puntualizó