Informe: Alejandro Pozo

Durante la noche del último martes, vecinos de barrio Patricios Oeste denunciaron el abandono de un niño de 8 años. El mismo había quedado solo por días encerrado dentro de un domicilio sin presencia de un mayor.

Ocurrió sobre calle Granadero Toba al 3700.

Según relatan los vecinos, la madre del menor se habría retirado del domicilio dejando al menor encerrado. Tal niño padece autismo.

Tras la llegada del personal policial, constataron la presencia del niño quien fue asistido por personal del 107 con un cuadro deshidratación leve y posterior traslado al Hospital de Niños. Desde las autoridades del nosocomio, indicaron que actualmente el menor se encuentra internado en observación.

“La policía tuvo que romper la puerta para entrar, parece que estuvo durante 10 o 15 días encerrado. Algunos vecinos le pasaban agua por la ventana. No conozco a la madre, pero aparentemente no esta bien por las adicciones”, indicó una vecina.

Aún no lograron dar el paradero de la madre del menor.