Según relató la víctima, el automóvil fue hallado en Villa La Tela. Todo ocurrió en cuestión de minutos.

En cuestión de minutos, una mujer vivió una pesadilla a partir del robo de su automóvil sobre calle Río Negro y Brasil entre barrios Cupani y Observatorio.

Según relató, Marianela, la víctima, todo inició cuando se disponía a salir de su trabajo de empleada doméstica y dio cuenta que su automóvil Fiat Uno color rojo desapareció del lugar donde estaba estacionado. 

“No me aseguraron el auto contra robo por ser un modelo viejo, por eso para sentir mayor seguridad tenía una aplicación para su ubicación satelital que me decía donde estaba”, detalló Marianela.

Ante la desesperación de saber dónde iba circulando su auto robado, llamó a la Policía. “Cuando pasan estas cosas yo sé que el tiempo es oro, ya le pasó a mi papá”, agregó.

En este sentido, según indicó Marianela todo sucedió en 40 minutos. Al llegar al lugar donde estaba el auto constató que estaba totalmente desarmado en partes con la particularidad que en el lugar funcionaba un merendero social. 

Asimismo, no se registraron detenidos. ya que en el lugar no identificaron sospechosos. “No podemos hacer nada, tuve que pagar una grúa para llevar las partes a la comisaría para hacer la denuncia”, puntualizó.