Así lo afirmó el abogado Marcelo Touriño, quien asegura que Tomás Méndez y el fiscal Senestrari participaron de “una operación orquestada por el gobierno nacional”.

El abogado Marcelo Touriño sostiene que “el escándalo armado tras el suicidio de Alós fue un intento del gobierno nacional de intervenir la provincia”.

 

 

En diálogo con Buen Día Suquía, Touriño calificó a Tomás Méndez como una persona nefasta y cargó muy duro contra el fiscal Senestrari, asegurando que “ambos participaron de una estrategia orquestada”. Mencionó de esta manera al conductor del programa donde se difundió la versión falsa de que al agente Alós lo habían asesinado y al fiscal que abonaba esa hipótesis.

 

 

El doctor Touriño calificó como “una aberración que la justicia haya tardado siete años en resolver lo que fue un suicidio evidente y de manual”. Se lamentó por el gasto que ese tiempo demandó tanto en la justicia como en custodios innecesarios.

Finalmente, el abogado Touriño agradeció poder expresarse en radio Suquía y destacó que otros medios no se animan a entrevistarlo.

 

-
-
-