La carga será destinada a inmunizar a docentes de todo el país.

El vuelo de Aerolíneas Argentinas que trajo al país desde China un millón de dosis de la vacuna Sinopharm contra el coronavirus llegó este jueves a la noche desde el aeropuerto internacional de Beijing.

El tiempo de carga en la capital china fue de casi cuatro horas y media, y de acuerdo a fuentes aeronáuticas, todo se desarrolló de manera normal.

Como en los otros casos en los que se concretaron vuelos para el transporte de insumos sanitarios desde China, en esta ocasión viajan a bordo de la aeronave 20 tripulantes, entre comandantes, copilotos y personal técnico.

De acuerdo a lo indicado por el presidente de Aerolíneas, Pablo Ceriani, “para el traslado de las vacunas, que en este caso requieren de una refrigeración entre 2 y 8 °C, se utilizan envirotainers“, que son contenedores especiales con control activo de temperatura.

“Esto nos permite trasladar un mayor volumen de vacunas en la bodega del avión”, completó el titular de Aerolíneas Argentinas.