El caso de violencia de género extrema comenzó hace más de 12 años atrás, cuando la víctima realizó la primera denuncia.

Un nuevo capitulo de tortura se suma a la historia de violencia de género que vive una mujer de 48 años hace más de una década. La víctima, que realizó más de 200 denuncias en contra de su ex pareja anoche tuvo que ser trasladada, por vecinos de Alta Córdoba, al Hospital de Urgencias debido a que habría sido apuñalada reiteradas veces por el padre de su hijo.

La mujer realizó la primera denuncia hace más de 12 años, en ese lapso fue golpeada, quemada con agua hirviendo, torturada y abusada reiteradas veces sin que le den más soluciones que un botón antipánico.

En una nueva denuncia, la víctima narró que en la noche del martes, a la salida de su trabajo, ubicado en la calle Tucumán de Alta Córdoba, fue sorprendida por su ex pareja el cual comenzó a agredirla con un elemento punzante. Cuenta que en la desesperación comienza a correr mientras el agresor la sigue golpeando hasta que cae desmayada. El próximo recuerdo que tendría es el de vecinos socorriéndola al escuchar los gritos y verla cubierta de sangre.

La víctima, aterrorizada por lo sucedido, señaló que tiene miedo de volver a encontrarse con su agresor, que aun sigue en libertad.