Mide 30 metros de largo por cinco metros de ancho y pesa 22 toneladas. Podría caer a la superficie terrestre el próximo sábado.

Fuentes del Pentágono advierten que el territorio argentino está dentro del campo geográfico donde podría caer el cohete chino que se salió de control este martes.

Cadenas internacionales de información indicaron que Estados Unidos anunció ayer que está rastreando el cohete chino denominado Larga Marcha-5B y anticipó que podría caer a tierra el sábado próximo.

El cohete descontrolado llevaba un módulo de gran tamaño para la construcción de una base espacial y había sido lanzado el jueves pasado.

Desde el canal RT ruso detallaron que “el cohete mide 30 metros de largo por cinco de ancho” y pesa 22 toneladas pero que al ingresar a la atmósfera terrestre se podría quemar y desintegrar aunque peligrosos escombros y esquirlas podrían afectar a la superficie de nuestro planeta.