Desde Aguas Cordobesas pidieron extremar el ahorro del vital elemento hasta que se normalice la situación.

Aguas Cordobesas informó que a raíz de intensa lluvia registrada en la zona entre el Paredón del dique San Roque y la ciudad de la Calera, el río Suquía recibió aporte de agua con importante cantidad de cenizas producto de los incendios que hubo en esa zona.

Por esta situación se procedió al cierre de las compuertas de agua cruda y a la detención de la Planta Potabilizadora Suquía, hasta tanto se normalicen los parámetros necesarios para reanudar el proceso de potabilización.

“Un equipo de profesionales se encuentra monitoreando la calidad del agua, y cuando se encuentre en condiciones se reanudará la producción habitual”, señalaron y recordaron que la Planta Suquía abastece al 70 por ciento de la ciudad de Córdoba.

“Ante esta situación, solicitamos a todos los usuarios restringir al máximo el consumo, utilizando el agua exclusivamente para las actividades básicas, como higiene, bebida y alimentación. Es importante destacar que los tanques de reserva domiciliarios permiten afrontar eventos de estas características de hasta 24 horas, siempre que se haga un uso racional del agua”, señalaron desde la empresa..

Agregaron que “como siempre, estará habilitado, de ser necesario, un sistema alternativo de abastecimiento para los clientes sensibles (hospitales, clínicas y geriátricos)”.

De igual manera, indicaron que  están reforzadas todas las guardias operativas y el centro de atención telefónica para registrar los reclamos en el 0800 800 2482.