Hace algunos meses comenzó el misterio en Utah, Estados Unidos.

Un monolito de metal de más de dos metros de altura, semejante al que fue encontrado en noviembre del año pasado en el desierto de Utah (EE.UU.), apareció en la mañana de este martes en una playa del municipio de Castell-Platja d’Aro (Girona, España).

Fuentes municipales confirmaron el hallazgo en declaraciones a medios locales, sin precisar la procedencia ni otros detalles de la estructura, que representa una columna metalizada colocada sobre la arena.

Por el momento, el Ayuntamiento no planea quitar el monolito tras considerarlo como un ‘performance’ de índole cultural. Además, la estructura, que apareció en un momento de gran afluencia de visitantes en la Costa Brava, ha sido bienvenida entre los residentes del área.    

Las autoridades comprobaron el estado del monolito, que resultó ser estable, y han colocado un perímetro en el lugar donde se encuentra para eliminar el riesgo de contagio de coronavirus al tocarlo.