David Blaine ascendió lentamente sobre el desierto de Arizona hasta alcanzar la altura requerida y luego se soltó de los globos.

El mago norteamericano desafió a las creencias populares y rivalizó con el anciano de la película de Pixar Up. En dicha película se muestra que una casa completa vuela elevada únicamente con globos inflados con helio. El artista no hizo flotar una casa, fue sólo el quien voló, pero en la vida real. Lo hizo en el desierto de Arizona y llegó hasta los 7000 metros de altura. Al llegar a esa altura empezó a faltar el aire y se ayudo de tubos de oxígeno  para disfrutar un rato más de la que aseguró que fue la vista más hermosa que tuvo en su vida. Por ultimo soltó los globos y cayo en paracaídas sano y salvo.

El mago al estar en tierra habló y afirmó que va a intentar hacer lo mismo, pero esta vez en la ciudad de Nueva York

Esta locura ya había sido intentada por otra persona, pero sin la misma fortuna. Lo había hecho un sacerdote brasilero que se elevó de la misma manera pero al bajar tuvo complicaciones y terminaron encontrando su cuerpo una semana más tarde en la costa de Rio de Janeiro. El cura tuvo esta iniciativa para recaudar fondos mediante una colecta