Consideran que promueven un sentimiento de superioridad del ser humano por sobre otros seres vivos.

La Vegan Society, organización vegana francesa, pidió que se prohíba la venta de las tradicionales galletitas con forma de animales, por considerar que promueven un sentimiento de superioridad del ser humano por sobre otros seres vivos.

Según indicaron, el hecho de comer un alimento que, incluso sin estar compuesto por materia animal, tiene forma de león, elefante o jirafa, genera un comportamiento ofensivo y una práctica cultural “poco respetuosa con la fauna y el medio ambiente.