Te contamos de qué se trata y porqué es clave en la lucha contra el cambio climático.

En el marco de la Cumbre Climática de Glasgow, la empresa australiana Fortescue anunció que invertirá US$ 8.400 millones para producir en Argentina hidrógeno verde, un tipo de combustible sustentable que no daña el medioambiente y que cada vez está ganando más adeptos alrededor del mundo.

En la actualidad hay seis países que lideran la investigación y el desarrollo de este tipo de energía renovable: Australia, Alemania, Países Bajos, China, Arabia Saudita y Chile. Argentina, mediante esta alianza con la nación oceánica, pretende sumarse a ellos.

¿Qué es el Hidrógeno?

El hidrógeno es el elemento químico más abundante en el universo y es muy poderoso tiene tres veces más energía que la gasolina.

Pero, a diferencia de esta, es una fuente de energía limpia, ya que solo libera agua (H2O), en forma de vapor, y no produce dióxido de carbono (CO2).

No obstante, aunque existen hace muchos años tecnologías que permiten usar el hidrógeno como combustible, se enfrentaban a diversos inconvenientes.

En primer lugar, el hidrógeno es altamente inflamable, por lo que transportarlo y almacenarlo de manera segura es todo un desafío.

Además la producción del Hidrógeno para combustible siempre fue muy costosa, ya que este elemento solo existe en combinación con otros. Está en el agua, junto con oxígeno, y se combina con el carbono para formar hidrocarburos como el gas, el carbón y el petróleo. Por ende, hay que separar al hidrógeno de las otras moléculas para usarlo como combustible.

Y lograr esto requiere de grandes cantidades de energía, además de ser muy costoso.

Hasta ahora se venían usando hidrocarburos para generar esa energía, por lo que producir hidrógeno seguía contaminando el medio ambiente con CO2.

Hidrógeno Verde

El hidrógeno verde es un tipo de combustible que se genera mediante el proceso de electrólisis y a partir de energías renovables. Para poder realizarlo se debe contar con agua y aplicarle electricidad con el fin de separar las moléculas de hidrógeno del oxígeno.

En ese contexto, Argentina aparece como un país clave para generar este tipo de energía renovable, teniendo en cuenta que posee cursos de agua caudalosos y también vientos potentes que pueden aprovechar los “molinos” eólicos para generar electricidad limpia.

¿Para qué se usa el Hidrógeno Verde?

Una de las principales características del hidrógeno verde es su versatilidad, ya que puede transformarse en electricidad o combustibles sintéticos y utilizarse con fines domésticos, comerciales, industriales o de movilidad.

Según destacaron fuentes del gobierno nacional, se trata de una “las energías más prometedoras”, con un gran potencial para descarbonizar el transporte pesado (por ejemplo, camiones y buques) y de larga distancia. 

También es fundamental para descarbonizar industrias que consumen mucha energía, tales como el acero, el cemento, el papel o la de fertilizantes.

¿Cómo beneficia a la Argentina?

La empresa australiana Fortescue tras el anuncio de inversión de US$ 8.400 millones para producir en Argentina hidrógeno verde permitirá la creación de más de 15.000 empleos directos en el país y al menos otros 40.00 indirectos.

Además la magnitud de este proyecto permitirá convertir a Río Negro en un polo mundial exportador de hidrógeno verde para 2030, con una capacidad de producción de 2,2 millones de toneladas anuales.