Se estima que, al finalizar el año, los relojes atómicos habrán acumulado un desfasaje de unos 19 milisegundos.

Se prevé que 2021 será el año más breve desde 1973. Sucede que, de acuerdo con los cálculos, un día promedio tendrá 0,05 milisegundos menos que los 86.400 segundos que debería tener.

De este modo, al finalizar el año, los relojes atómicos habrán acumulado un desfasaje de unos 19 milisegundos.

La duración de un día solar promedio puede variar en milisegundos (1 milisegundo equivale a 0,001 segundos). Pero la velocidad de rotación del planeta cambia constantemente por el complejo movimiento de su núcleo fundido, océanos y atmósfera, junto con otros efectos.

Estas mediciones las hacen de manera oficial el Servicio Internacional de Sistemas de Referencia y Rotación de la Tierra (IERS). Para realizar dicho cálculo, los científicos del organismo determinan la velocidad exacta de la rotación de la Tierra, midiendo los momentos precisos en que una estrella fija pasa por una determinada ubicación en el cielo de manera diaria. Esta medida se expresa como Tiempo Universal (UT1), un tipo de tiempo solar.

El 19 de julio de 2020, la Tierra marcó el día más corto desde que se estudia dicho fenómeno, completando su rotación en 1.4602 milisegundos menos de 86.400 segundos. Dicha cifra podría ser superada este año.