Conocida como la Nostradamus de los Balcanes, predijo la pandemia de coronavirus y estas fueron sus profecías para el 2021.

Vangelia Pandeva Dimitrova, conocida mundialmente como Baba Vanga, nació en 1911 en Bulgaria, y se hizo famosa después de predecir los principales acontecimientos a lo largo del siglo XX.

A pesar de haber fallecido el 11 de agosto de 1996, sus predicciones se extienden en el tiempo, y para el asombro de todos se continúan cumpliendo.

¿Quién fue Baba Vanga?

La vida de esta mujer transcurrió con absoluta normalidad hasta los 12 años. Según sus propias palabras, el punto de inflexión en su vida ocurrió a esta edad cuando un tornado -un fenómeno muy infrecuente en la zona- la levantó en el aire y la arrojó 400 metros a un campo cercano en el que la encontraron después de una larga búsqueda.

Allí la notaron muy asustada y con sus ojos cubiertos de arena y polvo. Tanto, que no pudo abrirlos por el dolor. Esto resultó en la pérdida su visión: desde ese momento Baba Vanga quedó ciega.

A pesar de su ceguera, desde los 16 años Vanga comenzó a ver lo que nadie más podía ver. Las voces, esas que ella decía escuchar desde una dimensión diferente, comenzaron a dictarle «mensajes» sobre hechos y personas.

Predicciones que se cumplieron en 2020

Baba Vanga dijo que el presidente estadounidense Donald Trump sería atacado por una extraña enfermedad, la cual podría dañarle el oído e incluso generarle grave daño cerebral. Y, respecto de Vladimir Putin, reveló que visualizaba un ataque contra el mandatario ruso.

¿Qué profetizó para el 2021?

De acuerdo a Baba Vanga, en 2021 el océano sería destruido y, como consecuencia, habría grandes olas, inundaciones, terremotos y tormentas. Relacionado a esto, Júpiter tendría un raro efecto gravitacional, provocado por una importante actividad sísmica y volcánica en la órbita del planeta Tierra.

“Muchas criaturas vivientes serán destruidas aquí. No solo eso, sino que los que sobrevivan morirán de una enfermedad grave”, dijo Baba algo que señalaría la posibilidad de que comience una nueva pandemia o que se podría agudizar la actual crisis sanitaria en el mundo.

Finalmente, también sostuvo que China se volvería una superpotencia mundial y que en el mundo comenzaría a circular “dinero de color rojo”.