Para alcanzar un gran valor, deben cumplir con ciertos requisitos y errores que vienen desde la impresión.

Uno podría creer que los billetes fallados son un error pequeño, y que rara vez pueden entregar algo positivo, pero, en algunos casos un billete de este tipo puede ser una bendición. Desde hace años, algunas errores de monedas despertaron la curiosidad de los coleccionistas y se venden por precios extraordinarios.

En este caso un billete de $100 se puede vender por $10.000 gracias a un error en la tinta de la impresión. Es por esto, que a simple vista puede parecer pequeño, pero el valor se multiplica.

En este caso, el billete tiene un visible detalle de tinta corrida.

La curiosidad es que, a veces, estos billetes simplemente pueden parecer fallados y eso hace que mucha gente los descarte y rechace inmediatamente, buscando cambiarlos. Aunque sin saberlo, son muy codiciados por los expertos en la numismática mediante páginas dedicadas al tema o mismo en la página de Mercado Libre.

Es por esto que hay que estar atentos a todos los billetes que llegan a nuestra mano, ya que alguno puede tener un valor incalculable si se saben ver los detalles.