El proyecto cuenta con el aval del Ministerio de Ciencia y Tecnología y Agencia Córdoba Innovar y Emprender.

Muchas veces el camino de búsqueda de un hijo puede ser fácil y gratificante, pero otras veces puede ser sinuoso, angustiante, frustrante y costoso. Selectivity es una startup cordobesa que está desarrollando un producto destinado a universalizar los tratamientos de fertilidad.

Las empresas de base tecnológica, que generan un alto valor agregado y crean nuevos desarrollos e innovación, son las que reflejan lo que hoy se conoce como economía del conocimiento y son acompañadas desde el gobierno de Córdoba a través del ministerio de Ciencia y Tecnología y de la Agencia Innovar y Emprender.

Selectivity se constituyó en febrero de 2019, pero comenzó su recorrido un tiempo antes, con el trabajo de uno de sus fundadores, quien se dedicó al estudio de la selección de espermatozoides. En su recorrido analítico, observó que con las técnicas actuales subyacen algunos problemas: no siempre se separan las mejores células, algunas veces el ADN se daña, fragmentándose; entonces, cuando se llega al proceso de inseminación, no siempre los mejores espermatozoides están dentro de la cánula correspondiente para ser colocados en el útero de la mujer.

Por este motivo, se diseñó un nuevo método de selección que está registrado bajo propiedad intelectual. El equipo está compuesto por Herberto Repetto, bioquímico; Leandro Reartes, ingeniero industrial y Jonathan Gubspun, bioingeniero.

Tres productos basados en conocimiento científico y tecnológico

En la actualidad, Selectivity está desarrollando tres productos. El primero es un dispositivo de selección espermática, que separa los espermatozoides más móviles y aptos para la fecundación de manera no invasiva. Tiene dos ventajas competitivas importantes: una es que no requiere de personal altamente calificado ni ningún ambiente cuidado para su uso. De este modo, en cualquier ambiente, como la casa, se puede hacer una selección espermática. La segunda ventaja es que al ser no invasivo no contribuye a la fragmentación del ADN, es decir, conserva de mejor manera el material genético de las células, comparándolo con los métodos tradicionales.

Este producto está atravesando la aprobación regulatoria por parte de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y espera tener novedades aproximadamente en agosto.

El segundo dispositivo, conocido como asistencia a la inseminación, ayuda al usuario a identificar el cuello del útero e introducir la cánula de inseminación en el mismo y a su vez puede transmitir esas imágenes de manera online, logrando que personal no entrenado pueda realizar una inseminación intrauterina de manera segura.

Utilizando estos dos productos, cualquier persona puede llevar adelante un tratamiento de fertilidad de baja complejidad. Aún así, siguen siendo dos dispositivos que tienen cierta complejidad en la manipulación, utilizando agujas y cánulas. Es por esto que Selectivity se enfrenta a su mayor desafío al desarrollar un tercer producto: un sistema de inseminación hogareña, un dispositivo que cualquier persona pueda adquirir en una farmacia o por internet y con el cual puede llevar adelante el tratamiento de inseminación intrauterina en casa.

Todo en uno

Este tercer producto que Selectivity tiene en desarrollo es con el que pretende universalizar los tratamientos de fertilidad.

En general una pareja llega a un tratamiento de fertilización después de 12 meses de intentar concebir naturalmente. Esto genera estrés, miedo y ansiedad; además, se encuentran con que no hay centros especializados en todas las ciudades.

Con este dispositivo se reducen significativamente los montos. De este modo, se apunta a darle la posibilidad a aquellas parejas que tengan dudas sobre su fertilidad y que, cuando lo deseen, adquieran un dispositivo de Selectivity y practiquen un tratamiento de inseminación en sus casas.

Este dispositivo sería para ser empleado en el primer escalón de los tratamientos de fertilidad. Así como una pareja que duda si quedó embarazada puede comprar un test de embarazo, la idea es que aquella que no está pudiendo quedar embarazada busque este kit de fertilización como primera opción. Si no logra el embarazo, deberá buscar un tratamiento de mayor complejidad.

Selectivity inició una ronda de búsqueda de inversión para poder continuar el desarrollo de este producto y realizar las pruebas clínicas. Por lo tanto, se espera que llegue al mercado a principios de 2023.

Córdoba Acelera

Selectivity busca generar un desarrollo innovador, lo que derivó en el apoyo del Centro de Innovación Tecnológica, Empresarial y Social (Cites).

Cites es un fondo de capital de riesgo, una aceleradora que es parte de la política de responsabilidad social empresaria (RSE) de la empresa Sancor.

La Agencia Córdoba Innovar y Emprender, por medio de una de sus iniciativas, igualó el monto que las aceleradoras invirtieron en emprendimientos de estas características: dinámicos e innovadores.

Esta inversión adicional se tradujo en una disminución del riesgo de la inversión, y permitió al equipo emprendedor contar con un mayor capital de trabajo para acelerar el crecimiento de su negocio.

“El apoyo del Gobierno de Córdoba es muy destacable, porque constantemente está en contacto con nosotros, nos hace un seguimiento, está atento a nuestras necesidades. Nos acompaña en este camino, porque emprender es vivir en una montaña rusa”, expresó el bioingeniero, Gubspun. Esta acción de la Agencia Innovar y Emprender entrará en vigencia el 16 de abril próximo bajo la denominación Programa de Aceleración y Escalamiento.