La obra del aliviador cloacal que se extiende mayoritariamente sobre la Av. Monseñor Pablo Cabrera presenta un 70 por ciento de avance y evoluciona rápidamente con la acción conjunta de tres frentes de obra en simultáneo que también alcanza a las calles Curupaytí y  Bv. Los Granaderos.

El proyecto contempla la ejecución de 2.600 metros lineales de cañerías de entre 250 y 315 milímetro de diámetro, las cuales tienen su inicio en Concepción del Bermejo y Bv. Los Granaderos, por esta última hasta Av. Monseñor Pablo Cabrera y desde allí se proyectan hasta Amado Nervo.

Al mismo tiempo, se ramificará por la calle Mercedes de San Martín y se conectará con otro segmento que se instalará en Curupaytí.

La instalación no reemplaza la existente red cloacal, sino que se suma a la misma para transportar una mayor cantidad de líquidos, evitando desbordes en la vía pública por saturación. También se conectó al Colector Costanera que desarrolló el gobierno provincial para agilizar el transporte de agua servida hacia su tratamiento.

Además, se prevé la construcción total de 37 bocas de registro.

El Plan de Aliviadores Cloacales que lleva adelante la Municipalidad de Córdoba lleva invertidos 470 millones de pesos para eficientizar el servicio del sistema y evitar desbordes en la vía pública.

A la fecha son 31 los concretados y 12 más se encuentran en ejecución.