Es uno de los lugares donde más se derrocha este recurso, por lo que es momento de cambiar algunos hábitos. ¿Te animás?

El cuidado del medioambiente, la naturaleza y sus recursos debe empezar por casa. Por ejemplo, la cocina es uno de los lugares donde más agua se utiliza de toda la vivienda. Por ende, es importante prestar atención y modificar nuestros hábitos para evitar el derroche. 

¿Cómo? ¡Acá van algunos consejos!

  1. Lavar frutas y verduras en una fuente

La mayoría de nosotros lavamos los vegetales bajo el grifo corriendo. Esta conducta es innecesaria y se recomienda llenar una fuente con agua limpia y sumergir los alimentos que se requiera sanitizar. ¡No la tires! Al terminar, usá ese líquido para regar las plantas u otros usos.

  1. Los platos sucios a la pileta

Algo similar hay que realizar con los platos sucios. Primero se organizan todos los elementos, en segunda instancia se quitan los restos de comida para que no tapen el desagüe, luego se los enjabona y, finalmente, se los enjuaga en la pileta llena de agua y no bajo el pico abierto durante muchos minutos. 

  1. Evitar las pérdidas

Es importante que los grifos de la cocina se encuentren en buenas condiciones, sin goteras y, sobre todo, que se cierren bien después de cada uso. ¡Un pico que gotea puede perder más de 20 litros al día!

  1. Ahorrar en la cocción

¿Sabías que las verduras conservan mejor sus valores nutricionales cuando se las cocina al vapor? Además, de esta forma se reduce el consumo de agua, al contrario de lo que ocurre al hervir los alimentos. 

Si finalmente se cocinó al hervor, el caldo de cocción es una base perfecta para preparar sopas o pastas. ¡No hay que desperdiciarla!

  1. No descongelar en la pileta

Si te olvidaste de descongelar la comida a tiempo, no lo hagas bajo el agua caliente. De esta manera, desperdicias un recurso escaso y vital para la vida de las personas.

Conocé más consejos y mantenente informado sobre el servicio, siguéndonos en nuestras redes: Facebook Instagram Twitter