Se trata de Don Valentín Lacrado y es el segundo año consecutivo que tiene la exclusividad en el predio. Desplazó a otro vino famoso. ¿Te acordás cuál era?

Las más de 300 mil personas que asistan a la edición 2020 del Festival Nacional de Doma y Folklore de Jesús María seguramente se darán cuenta de cuál es el vino que se toma este año en las parrillas, bodegones y pulperías del predio que ofrecen cocina criolla. Se trata de Don Valentín Lacrado, el vino icónico de bodegas Bianchi que ocupa un lugar exclusivo que durante décadas tuvo otro famoso vino argentino: Toro

Se trata de una novedad que viene desde el año pasado pero que se consolidó en esta 55° edición. “Apostamos a este festival y en nuestra primera  participación, la edición de 2019, el público consumió 2700 cajas (16.200 botellas), con lo cual quedó demostrado la aceptación de un vino que ya es un clásico y que tiene una excelente calidad que se mantuvo en forma constante”, cuenta Adrián Cura, gerente de marketing de Bodegas Bianchi.

“Se trata de uno de los vinos clásicos que mejor representa el patrimonio argentino y la cultura del vino a lo largo de más de 50 años de trayectoria“, agrega Sergio Pomar, gerente de Enólogos de la misma bodega.

A su turno, Gastón Bustos, Key Acccount Manager de la Región Centro de Bianchi, opinó: “Creo que con este producto estamos bien armados en la contienda por el mercado que disputan el vino con la cerveza y en el que juega mucho la temperatura ambiente”.

“Para este año _agrega Bustos_ tenemos como gran novedad el lanzamiento del torrontés en lata, algo que sin dudas competirá fuerte con la cerveza hasta en días cálidos”.

En esta edición, la segunda en la que Bianchi se suma al Festival, tienen la exclusividad de venta en la categoría vinos y una notoria cartelería en el predio, en el campo de actividades y en tribunas. Además, algunos asistentes pueden disfrutar de degustaciones de vinos y espumantes durante todas las jornadas.

“Don Valentín Lacrado es una de las marcas que mejor nos representa a los argentinos. Por eso decidimos participar por segundo año consecutivo como bodega exclusiva de este imponente festival que celebra su 55° aniversario. Es un modo de reconocer el apoyo que recibimos en todo el país y una manera de celebrar la vigencia de la cultura del folklore y nuestras tradiciones“, considera Sebastian Neira, Brand Manager de Bodegas Bianchi.