La mujer asegura que le encargaron el pastel, pero dejaron de responderle los mensajes unos días antes.

La boda de Stefi Roitman y Ricky Montaner fue, sin dudas, la fiesta del año. De hecho, a varios días de realizarse todavía sigue dando que hablar.

En este caso, una pastelera escrachó a la pareja y denunció que los organizadores del evento le habrían encargado la torta pero que luego la dejaron plantanda con el pedido. Según se pudo ver en las fotos, el pastel de boda era de cinco pisos y estaba decorado con butter cream y flores naturales. Según trascendió, costó alrededor de 40 mil pesos.

Lo cierto es que dicha torta fue una réplica exacta de la que sirvieron en su boda Evaluna Montaner, hermana menor de Ricky, y su esposo Camilo. Es que, a pedido de los novios, la idea era copiar dicha preparación de forma idéntica, por eso los wedding planners buscaron a alguien que pudiera llevarlo a cabo.

La polémica explotó luego de que una emprededora que tiene su propia marca de pastelería asegurara vía redes que había sido estafada con el pedido.

“Me pasan el modelo de torta, un estilo complicado, y empecé a buscar proveedores para llegar con los tiempos porque me contactaron con una semana de anticipación”, dice Carol. “Dudé un poco porque con los canjes uno nunca sabe lo que puede pasar, pero de última quedaba en mi mente que había hecho la torta para un Montaner. Suspendí pedidos que tenía esa semana por este gran trabajo en puerta”, continuó.

Aparentemente, lo que condenó a Carolina fue que ella ofreció dos pisos comestibles y dos falsos, pero ellos querían que todo se pudiera comer.

Finalmente, cuando la joven ya tenía todo listo para entregar la imponente torta y luego de varios días de planificación, la wedding planner le dejó de contestar los mensajes. La mujer aseguró tener las pruebas, las capturas de pantalla, de que la contactaron y después desaparecieron.