Los televidentes y periodistas del espectáculo advirtieron ciertas incongruencias entre la preparación de sus platos y el resultado final.

El hecho de que el programa Masterchef Celebrity esté grabado y editado previo a su difusión, estaría jugando en contra de la credibilidad de Vicky Xipolitakis. Desde su primer participación en el reality de gastronomía de Telefé, la griega ha sido noticia por sus bloopers, su ingenioso método para cambiarse de ropa en vivo, su llanto, su beboteo y un sinfín de etcéteras.

Sin embargo, a la hora de la verdad, fue la primera participante en ganarse la medalla de oro del programa al presentar su plato de cerdo envuelto. Y, desde entonces, no paró de recibir elogios por sus preparaciones.

El problema es que, hasta el momento, se ha visto al aire poco y nada del proceso de elaboración de las comidas de Vicky. Y esto ha despertado suspicacias en los televidentes, que se volcaron a las redes sociales para poner en duda que sea ella, realmente, la autora de las preparaciones con las que logra seducir al jurado compuesto por Donato de Santis, Damián Butelar y Germán Martitegui.

En el mismo sentido, el periodista Rodrigo Lussich sostuvo que  “lo único que mostraron del plato que hizo fue a ella cortando un morrón. Mirá, saca dos cazuelas del horno, prendido, cocinándose, con la mano. Tiene manos de amianto, tiene poderes. Porque la bandeja la agarra con un repasador, pero se ve que la bandeja estaba caliente y las cazuelas no”.

Xipolitakis había dicho que nunca en su vida había preparado un pastel de papas, por lo que no le quedó más remedio que seguir las indicaciones de su compañera Claudia Villafañe que le daba a viva voz del otro lado de un separador. Sin embargo, haciendo zoom en la isla de trabajo de la griega, pudo verse que le había agregado las pasas de uvas al puré en lugar de ponérselas al relleno de la preparación, como corresponde.

No obstante, a la hora de evaluar los platos, los profesionales de la cocina no notaron que hubiera pasas de uva en el puré de Vicky ni que su preparación estuviera fría. Por el contrario, su plato recibió mejores comentarios, incluso, que el de la propia Claudia. Y, aunque no llegaron a ganar el día para adueñarse de las medallas de oro y plata, que quedaron en manos de Patricia Sosa y Boy Olmi, fueron la segunda pareja más elogiada.