El Caño se afeitó y dejó el cuarteto por un rato para entregar su versión de 19 días y 500 noches. Su novia, Rocío Pardo, lo acompañó en la performance.

Ulises Bueno volvió este lunes a la pista de La Academia, con una caracterización impecable de Joaquín Sabina.

Totalmente irreconocible, Ulises salió a la pista vistiendo un traje verde y el clásico sombrero del cantante español para llevar a cabo su performance en el desafío de imitaciones.

El cordobés salió a la pista de “La Academia” y realmente costaba identificarlo detrás de su caracterización como el cantautor español.

“Me corté como siete veces, hace ocho años que no me afeito. Agarré la maquinita y me corté por todos lados”, contó entre risas a Marcelo Tinelli. Además, reveló que eligió a Sabina “porque no baila”. 

Tras una divertida previa, los novios se ubicaron en la pista, donde el cantante interpretó el clásico “19 días y 500 noches” con la guitarra, mientras Rocío bailaba a su alrededor.

El voto del jurado

Ángel de Brito (6) señaló: “Me gustaron varias cosas, sobre todo que Ulises hago totalmente diferente a lo suyo. La elección del personaje y la puesta también me gustaron”.

Pampita (voto secreto) sostuvo: “Me gustó lo simple. La pareja tiene algo especial, tiene una química que traspasa todo. La vos estuvo bien lograda. Muy buena gala para ustedes”.

Jimena Barón (6) manifestó: “Es muy piola la elección de Sabina porque tu tono no está tan lejos del de él. Rocío es hermosa. Tuvieron momentos de conexión en los que pasaban cosas. Me gustó mucho”.

Hernán Piquín (7) cerró: “Felicitaciones, me gustó. Es como que estuvo Sabina acá”.

Total: 19 puntos.